Retos para la industria del vidrio en México

México es un gran exportador de productos de vidrio. De acuerdo con datos del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE), en el segundo trimestre de 2021 la Fabricación de Vidrio y Productos de Vidrio registró 981 unidades. Las entidades federativas con mayor número de unidades económicas clave para el sector del vidrio fueron el Estado de México con 134, Jalisco con 129 y Puebla con 122. El segundo trimestre de 2021 se registró un producto interno bruto de $4.59 BMX, evidenciando un alza de 3.01% con respecto al trimestre anterior.

¿Cómo se hace el vidrio y cuál es su importancia en la industria mexicana? La materia prima que hace posible su existencia es el carbonato de sodio, un compuesto químico inorgánico de gran demanda que se puede obtener de dos formas: a partir de minerales de forma natural y de manera sintética. Para ser vendido, debe satisfacer ciertos requisitos de densidad que varían según su aplicación específica. Por ejemplo, en la industria del vidrio, se requiere carbonato de sodio de alta densidad, lo que facilita una mezcla uniforme.

“El carbonato de sodio desempeña un papel fundamental en la manufactura del vidrio debido a que actúa como un fundente, ya que reduce la temperatura de fusión de los componentes y así se forma de manera más eficiente. Aunado a esto, ayuda a estabilizar la mezcla de ingredientes utilizados en la fabricación del vidrio, previene la descomposición de ciertos compuestos y promueve la formación de un producto final resistente. Durante el 2023, nos posicionamos como el distribuidor número 1 de este material a nivel nacional, ya que importamos 59,888.34 toneladas, esto sin considerar a los fabricantes importadores”, señaló Alejandro Prieto, director general de Koprimo

Actualmente, el vidrio juega un papel fundamental en sectores mexicanos como la fabricación de envases, embalajes, construcción y la industria automotriz. Esto demuestra su importancia en la cadena de producción de sectores estratégicos nacionales, junto con la creciente tendencia de la ecología y la sustentabilidad.

Su uso se prolonga durante muchos años y es un buen vehículo de preservación de alimentos y bebidas, reconocido a nivel mundial. Cuenta además con una capacidad de reciclaje casi infinita y hace posible que su uso sea un pilar en el tratamiento de residuos y de la promoción de nuevas formas de uso de empaques que significan una disminución en el uso de contaminantes para el medio ambiente.

Sin embargo, de acuerdo con datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en el país sólo se recicla el 12 por ciento de los más de 2.5 millones de toneladas de envases de vidrio que van anualmente a la basura. Esto significa un reto para el mercado mexicano, pues hay un nicho que cubrir en cuanto a la recomposición del vidrio se refiere.

“En Koprimo estamos listos para cubrir la demanda de Carbonato de Sodio que tiene la industria mexicana. Ya hemos demostrado ser parte del crecimiento del mercado y tenemos la capacidad para abastecer de manera exitosa las materias primas que necesita su elaboración“, comentó el Ing. Alejandro Prieto Huesca, director general de Koprimo.

México está listo para comenzar una etapa positiva de cara al crecimiento de la industria del vidrio, y cuenta con empresas con una amplia experiencia en el abastecimiento de materias primas para solucionar las necesidades de las empresas que utilizan tan noble insumo como lo es el vidrio.