ITE inicia proyecto para generar energía limpia a partir de residuos textiles usados

El consumo de productos textiles en Europa alcanza un promedio de casi 26 kilos por persona al año, mientras que cada ciudadano se deshace de unos once kilos anualmente. Un informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente revela que la mayor parte de estos residuos textiles (87%) termina siendo incinerada o depositada en vertederos. Solo una pequeña fracción se exporta fuera de la Unión Europea. El crecimiento de la moda rápida y asequible, impulsado en gran parte por las redes sociales, ha exacerbado este problema, aumentando significativamente el consumo de ropa.

En respuesta a esta situación, el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) ha lanzado en 2024 el proyecto TEX2ENERGY, cuyo objetivo es producir energía limpia a partir de residuos textiles urbanos e industriales. Este proyecto está financiado por la Generalitat Valenciana, a través de ayudas destinadas a institutos tecnológicos para proyectos de innovación en colaboración con empresas, bajo el marco de especialización de la Dirección General de Innovación y la Conselleria de Innovación, Industria, Comercio y Turismo.

El proyecto TEX2ENERGY se basa en un proceso de transformación termoquímica que permite convertir los residuos textiles en productos de valor añadido, como biocarbón y bioaceite. El núcleo del desarrollo está en la optimización de este proceso para maximizar la producción de gas de síntesis a partir de los residuos textiles. Este gas se utilizará posteriormente para alimentar una pila de combustible de óxido sólido, con el objetivo de generar energía eléctrica.

Además, se realizará un análisis detallado para evaluar la sostenibilidad, eficiencia y coste energético del proceso de valorización energética de los residuos textiles. También se examinará el nivel de descarbonización alcanzado, en términos de reducción de CO2, con las diferentes configuraciones del procedimiento desarrollado.

El objetivo general de TEX2ENERGY es estudiar el aprovechamiento energético del gas de síntesis resultante del proceso de valorización termoquímica de residuos posconsumo generados por la industria textil. El proyecto cuenta con el apoyo de varias organizaciones y empresas, entre ellas la Asociación de Empresarios Textiles de la Comunidad Valenciana (Ateval), Recuperados Llácer y Regenera, que colaborarán activamente. Las actividades del proyecto se llevarán a cabo en la planta piloto de tecnología avanzada Circular Carbon, ubicada en las instalaciones del ITE.

“Somos pioneros en España en impulsar un proyecto de este tipo. Gracias a la transformación termoquímica, podremos utilizar materiales textiles de todo tipo y obtener gas de síntesis para generar energía eléctrica”, afirma Iván Esteve, responsable de reciclaje, revalorización y sensores de ITE.

Con la puesta en marcha de TEX2ENERGY, el ITE busca ofrecer una solución innovadora y sostenible para la gestión de residuos textiles, contribuyendo a la reducción de emisiones de CO2 y promoviendo el uso de energías limpias.