Argonne y Toyota: Pioneros en reciclaje de baterías para impulsar la industria de vehículos eléctricos en EE. UU.

DETROIT, MI/USA - JANUARY 20, 2015: Toyota Prius charge port, connector and cable at the North American International Auto Show (NAIAS), one of the most influential car shows in the world each year.

En un ambicioso esfuerzo por fortalecer la independencia de Estados Unidos en el suministro de materiales para baterías, el Laboratorio Nacional Argonne del Departamento de Energía de EE. UU. (DOE) se ha unido a Toyota Motor North America en una colaboración estratégica.

Esta alianza, anunciada recientemente, tiene como objetivo revolucionar el proceso de reciclaje de baterías y potenciar la industria de vehículos eléctricos (EV) en el país. El Instituto de Investigación Toyota de Norteamérica y el grupo de Soluciones del Ciclo de Vida de las Baterías de Toyota están trabajando en estrecha colaboración con Argonne para explorar un enfoque innovador en el reciclaje de componentes de baterías.

El enfoque revolucionario que están investigando se centra en el reciclaje directo de cátodos, los electrodos positivos de las baterías de iones de litio predominantes en los vehículos eléctricos. Este método, contrario al reciclaje convencional, preserva la estructura original de los componentes de la batería, lo que permite su reutilización y reduce tanto los costos como los residuos.

El proceso de reciclaje directo, eficiente y pendiente de patente, desarrollado por el Centro ReCell con sede en Argonne, utiliza tecnología magnética para separar los cátodos y ánodos de las baterías gastadas. Toyota está facilitando el acceso a sus baterías de vehículos eléctricos híbridos enchufables para que los investigadores de Argonne puedan aplicar este innovador proceso, extrayendo y regenerando el material del cátodo.

La colaboración no se detiene aquí. Una vez extraídos los cátodos, Argonne ampliará el proceso para construir celdas de batería más grandes y probar su rendimiento. Al mismo tiempo, Toyota utilizará sus propias instalaciones de investigación para llevar a cabo pruebas adicionales.

El equipo de investigación comparará el rendimiento de los cátodos reciclados con el de cátodos nuevos y prístinos, mientras utiliza el modelo EverBatt de Argonne para evaluar los costos y efectos ambientales del proceso de reciclaje directo en las baterías de Toyota.

Albert Lipson, científico principal de materiales de Argonne, destacó: “Nuestro objetivo es demostrar que el proceso puede hacer que los cátodos de alto rendimiento sean rentables y al mismo tiempo reducir el uso de energía y las emisiones. Si tenemos éxito, los fabricantes de vehículos eléctricos y baterías podrían potencialmente comercializar el proceso“.

Este emocionante proyecto de investigación forma parte del Centro ReCell, respaldado por la Oficina de Tecnologías de Vehículos del DOE, y promete un futuro más sostenible y eficiente para la industria de vehículos eléctricos en Estados Unidos.