Desarrollan estratégias para impulsar el reciclaje desde las aceras

El Instituto de Envases para Servicios de Alimentos (FPI por sus siglas en inglés) está liderando esfuerzos para fortalecer la recuperación de sus envases, dado que dos tercios de ellos terminan en los hogares de los consumidores. En un mercado norteamericano de envases de alimentos que se proyecta alcanzar los 135.500 millones de dólares en 2028, la preocupación por la acumulación de materiales de un solo uso no reciclados es evidente.

Frente a esta problemática, el FPI busca la manera más efectiva de llegar e involucrar a los residentes en prácticas de reciclaje. Para lograrlo, la organización llevó a cabo una encuesta, respaldada por RRS, que arrojó luz sobre las actitudes y comportamientos de los residentes en torno al reciclaje.

Las conclusiones clave destacan la necesidad de dirigirse a los residentes más jóvenes, de 53 años o menos, con mensajes específicos, ya que presentan una mayor variabilidad en su comportamiento de reciclaje. Asimismo, se observó que los carteles en carritos o contenedores de reciclaje y los envases son las principales fuentes de información para los consumidores.

La encuesta también resalta la importancia de proporcionar instrucciones claras basadas en la forma y el tipo de material del envase, especialmente en casos como el de las cajas de pizza, donde la confusión sobre su manejo es común.

El FPI ha implementado programas de asociación comunitaria en más de 7 millones de hogares desde 2017, brindando asistencia técnica a municipios para mejorar operaciones y facilitar la entrega de materiales reciclables. Además, se ha centrado en campañas específicas, como la recuperación de vasos de papel en Chicago, utilizando diversos medios y asociaciones para difundir mensajes claros y educativos.

A pesar de estos esfuerzos, la falta de datos detallados sobre el reciclaje de envases de alimentos plantea desafíos. Sin embargo, se destaca la importancia de que las empresas fabriquen productos y envases compatibles con el reciclaje, además de contar con una infraestructura sólida para la recolección y procesamiento de materiales reciclables.

En un contexto donde la demanda de resinas recicladas está en aumento, el enfoque del FPI se centra principalmente en vasos y recipientes de plástico, vasos de papel y cajas de pizza. Con futuros planes de expansión a ciudades como Dallas, Milwaukee y Chicago, la organización busca ampliar su impacto y fomentar prácticas de reciclaje más sostenibles en la industria de envases de alimentos.

Película 21,8% (no aceptada en la acera)

Rígidos no embotellados 21,1%

(PET) 38,0%

(HDPE) botellas 18,2%

Botellas de polipropileno (PP) y otras 0,6%

Otros plásticos (excluida la espuma), 0,4%

 Los datos informados públicamente que existen revelan detalles sobre el plástico de un solo uso, pero no se desglosan por servicio de alimentos, aunque sí analizan el tipo de material o su aplicación.