Un nuevo proyecto llamado Comboost

La Generalitat Valenciana, a través de la Conselleria de Innovación, Industria, Comercio y Turismo, está respaldando financieramente un proyecto innovador denominado Comboost. Este desarrollo, en colaboración con diversas entidades, tiene como objetivo acelerar la biodegradación de diferentes tipos de plásticos mediante la incorporación de microorganismos.

En este esfuerzo conjunto, participan Reciplasa, la empresa pública responsable del tratamiento de residuos urbanos en Castellón; Cebimat, una ‘spin-off’ de la Universitat Jaume I (UJI); el Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas); y el grupo de investigación de Polímeros y Materiales Avanzados (PIMA) de la UJI. La iniciativa busca optimizar el proceso de biodegradación del plástico, explorando nuevos métodos y procedimientos tanto en plásticos biodegradables como en los no biodegradables.

El proyecto, respaldado económicamente por la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) y financiado por la Unión Europea en el marco del programa Comunitat Valenciana Feder para el periodo 2021-2027, lleva el nombre de Comboost. Su enfoque implica la adición de microorganismos que estimulan la descomposición de los plásticos, superando las limitaciones actuales en el reciclaje de envases y ofreciendo soluciones para la eliminación de microplásticos en el compost resultante.

El impulso de Comboost se basa en razones económicas y medioambientales. El compostaje de plásticos no solo brinda ventajas competitivas a las empresas, sino que también contribuye a la ecoinnovación, permitiéndoles anticiparse a posibles cambios legislativos futuros. Además, el abono orgánico producido a través de esta tecnología es de alta calidad y puede emplearse para mejorar la fertilidad del suelo en la agricultura y la jardinería, sin riesgos de toxicidad o contaminación, garantizando su seguridad mediante ensayos de ecotoxicidad.

La colaboración entre las entidades involucradas es fundamental. La UJI se centra en identificar aditivos que mejoren el proceso de compostaje, seleccionando microorganismos eficaces en la degradación de polímeros. Aimplas desarrolla líneas de investigación relacionadas con la economía circular y la gestión de residuos plásticos, mientras que Cebimat lidera los ensayos de biodegradación. Reciplasa aporta su experiencia en el tratamiento y valorización de residuos sólidos urbanos.

Este proyecto está alineado con las conclusiones del Comité Estratégico de Innovación especializado en Economía Circular, abogando por el desarrollo de nuevos procesos que aceleren la degradación de los materiales plásticos. Asimismo, Comboost se integra en dos de los tres pilares de la Estrategia Especialización Inteligente de la Comunitat Valenciana (S3): el impulso de la transición ecológica y sostenible, y la transformación digital.