Las mujeres son clave para el desarrollo tecnológico

Por Ana Romano, Gerente Comercial y de Atracción de Talento de Ecosistemas

Actualmente la tecnología juega un papel crucial en la vida económica, educativa, social y política. Sin embargo, de acuerdo con un estudio de Endeavor México, en el país, sólo el 9% de las empresas tecnológicas son dirigidas por una mujer.

Las mujeres han demostrado ser una figura fundamental en la historia, como ejemplo podemos mencionar a Marie Curie, la primera persona en ganar un Premio Nobel en dos ciencias distintas: Física y Química o Sor Juana Inés de la Cruz, conocida por su forma de escribir poesía.

En el ámbito tecnológico el primer algoritmo de la historia fue desarrollado por una mujer: Ada Lovelace en 1845, creando de ese modo el primer lenguaje de programación. Cabe resaltar que los trabajos que realizó tuvieron que firmarse con iniciales para no ser censurada por tratarse de una mujer.

En la historia hay más mujeres que han impactado en el desarrollo tecnológico. Hedy Lamar fue otra de ellas, que al inventar la primera versión del espectro ensanchado, lo cual ayudó a las comunicaciones inalámbricas de larga distancia que hoy se utiliza para el Bluetooth, el GPS y el Wifi.

Y no debemos olvidar a Mary Lee Woods, que más allá de ser la madre de Tim Berners-Lee, el programador que inventó la World Wide Web, la página web y la estructura sobre la que se basa el uso de la mayoría del internet hoy en día. Mary Lee Woods es una pionera en el desarrollo tecnológico, ella formó parte del equipo que desarrolló el Ferranti Mark I,  primer ordenador vendido a nivel comercial en 1951. Cabe destacar, que, además, en la década de los 50`s, al tener hijos, se convirtió en la primera programadora freelance del mundo.

Mary Lee Woods pensaba que las mujeres necesitaban una vida más relevante, más allá de casarse y tener hijos; por lo que, impulsada por sus padres, pronto destacó en matemáticas y obtuvo una beca para estudiar la carrera Universitaria en Birmingham. Durante sus años universitarios, sirvió en el establecimiento de investigación de telecomunicaciones de Malvern durante la Segunda Guerra Mundial.

Ellas fueron mujeres destacadas en la historia del desarrollo tecnológico, sin embargo, actualmente contamos con un gran número de mujeres en diversas posiciones que desarrollan e impulsan el avance tecnológico en distintas áreas desde gestoras de proyectos  hasta arquitectas de programación. En Ecosistemas no sólo reconocemos a las mujeres en este sector, también impulsamos su desarrollo, tanto en nuestro talento interno, como aquel que atraemos para nuestros clientes.

A lo largo de la historia se han logrado importantes avances en la inclusión y participación de las mujeres en el sector TI, pero aún existe una brecha de género que se debe reducir. Esto solo se logrará con el trabajo conjunto del gobierno, la academia y la iniciativa privada. Un estudio publicado por Laboratoria y el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) afirma que en América Latina en el sector de tecnologías de la información y comunicación (TICs), solo una de cada cuatro profesionales es mujer y una de cada cinco se desempeña en puestos técnicos en el mundo. Así mismo, las profesionales de ciencia, tecnología y computación representan en promedio menos del 30% del total. Por ello, es imperante trabajar en conjunto y motivar a las mujeres jóvenes a ingresar en el mundo Tech.

En Ecosistemas estamos comprometidos en disminuir la brecha de género, empezando por nuestro talento interno. Por ejemplo, el 90% de las gerentes y líderes de proyecto somos mujeres y contamos con las mismas oportunidades, responsabilidades y proyecciones que cualquier hombre en la compañía. Así mismo, cuando contratamos talento para nuestros clientes vemos las capacidades de los candidatos sin discriminar por género. Seleccionamos el talento adecuado para el puesto adecuado.

Como parte de las acciones de una empresa inclusiva y equitativa, nos comprometemos con la diversidad y la inclusión; a través del reconocimiento del valor que ofrece la diversidad en las organizaciones para cambiar paradigmas e impulsar la innovación. Así mismo, tendemos los puentes para que las mujeres accedan a posiciones de TI, que anteriormente solo estaban destinadas a los hombres, con procesos de contratación inclusivos y libres de sesgos.  Finalmente fomentamos políticas laborales que generen ambientes de trabajo favorables para todos, tomando en cuenta el principio de igualdad, pero sin perder el lado humano de la tecnología.

Hablar y actuar para disminuir la brecha de género en el área laboral y especialmente y el sector tecnológico, no debe reducirse a un día (8 de marzo) o un mes, debe ser un compromiso de todos los sectores de la población para crear sociedades diversas, justas y equitativas.

Las mujeres son clave para el desarrollo tecnológico

Por Ana Romano, Gerente Comercial y de Atracción de Talento de Ecosistemas

Actualmente la tecnología juega un papel crucial en la vida económica, educativa, social y política. Sin embargo, de acuerdo con un estudio de Endeavor México, en el país, sólo el 9% de las empresas tecnológicas son dirigidas por una mujer.

Las mujeres han demostrado ser una figura fundamental en la historia, como ejemplo podemos mencionar a Marie Curie, la primera persona en ganar un Premio Nobel en dos ciencias distintas: Física y Química o Sor Juana Inés de la Cruz, conocida por su forma de escribir poesía.

En el ámbito tecnológico el primer algoritmo de la historia fue desarrollado por una mujer: Ada Lovelace en 1845, creando de ese modo el primer lenguaje de programación. Cabe resaltar que los trabajos que realizó tuvieron que firmarse con iniciales para no ser censurada por tratarse de una mujer.

En la historia hay más mujeres que han impactado en el desarrollo tecnológico. Hedy Lamar fue otra de ellas, que al inventar la primera versión del espectro ensanchado, lo cual ayudó a las comunicaciones inalámbricas de larga distancia que hoy se utiliza para el Bluetooth, el GPS y el Wifi.

Y no debemos olvidar a Mary Lee Woods, que más allá de ser la madre de Tim Berners-Lee, el programador que inventó la World Wide Web, la página web y la estructura sobre la que se basa el uso de la mayoría del internet hoy en día. Mary Lee Woods es una pionera en el desarrollo tecnológico, ella formó parte del equipo que desarrolló el Ferranti Mark I,  primer ordenador vendido a nivel comercial en 1951. Cabe destacar, que, además, en la década de los 50`s, al tener hijos, se convirtió en la primera programadora freelance del mundo.

Mary Lee Woods pensaba que las mujeres necesitaban una vida más relevante, más allá de casarse y tener hijos; por lo que, impulsada por sus padres, pronto destacó en matemáticas y obtuvo una beca para estudiar la carrera Universitaria en Birmingham. Durante sus años universitarios, sirvió en el establecimiento de investigación de telecomunicaciones de Malvern durante la Segunda Guerra Mundial.

Ellas fueron mujeres destacadas en la historia del desarrollo tecnológico, sin embargo, actualmente contamos con un gran número de mujeres en diversas posiciones que desarrollan e impulsan el avance tecnológico en distintas áreas desde gestoras de proyectos  hasta arquitectas de programación. En Ecosistemas no sólo reconocemos a las mujeres en este sector, también impulsamos su desarrollo, tanto en nuestro talento interno, como aquel que atraemos para nuestros clientes.

A lo largo de la historia se han logrado importantes avances en la inclusión y participación de las mujeres en el sector TI, pero aún existe una brecha de género que se debe reducir. Esto solo se logrará con el trabajo conjunto del gobierno, la academia y la iniciativa privada. Un estudio publicado por Laboratoria y el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) afirma que en América Latina en el sector de tecnologías de la información y comunicación (TICs), solo una de cada cuatro profesionales es mujer y una de cada cinco se desempeña en puestos técnicos en el mundo. Así mismo, las profesionales de ciencia, tecnología y computación representan en promedio menos del 30% del total. Por ello, es imperante trabajar en conjunto y motivar a las mujeres jóvenes a ingresar en el mundo Tech.

En Ecosistemas estamos comprometidos en disminuir la brecha de género, empezando por nuestro talento interno. Por ejemplo, el 90% de las gerentes y líderes de proyecto somos mujeres y contamos con las mismas oportunidades, responsabilidades y proyecciones que cualquier hombre en la compañía. Así mismo, cuando contratamos talento para nuestros clientes vemos las capacidades de los candidatos sin discriminar por género. Seleccionamos el talento adecuado para el puesto adecuado.

Como parte de las acciones de una empresa inclusiva y equitativa, nos comprometemos con la diversidad y la inclusión; a través del reconocimiento del valor que ofrece la diversidad en las organizaciones para cambiar paradigmas e impulsar la innovación. Así mismo, tendemos los puentes para que las mujeres accedan a posiciones de TI, que anteriormente solo estaban destinadas a los hombres, con procesos de contratación inclusivos y libres de sesgos.  Finalmente fomentamos políticas laborales que generen ambientes de trabajo favorables para todos, tomando en cuenta el principio de igualdad, pero sin perder el lado humano de la tecnología.

Hablar y actuar para disminuir la brecha de género en el área laboral y especialmente y el sector tecnológico, no debe reducirse a un día (8 de marzo) o un mes, debe ser un compromiso de todos los sectores de la población para crear sociedades diversas, justas y equitativas.