Empresas cada vez más circulares

613
views
Empresas cada vez más circulares

Para lograr una mayor circularidad en las empresas, es indispensable apostar a la formación, la innovación y la inversión.

Las empresas deberán rediseñar su modelo de negocios de manera tal que logren una economía neutra en emisiones de carbono, libre de tóxicos y totalmente circular para 2050. Ese es el gran desafío propuesto por la Unión Europea y gran parte del resto del mundo.

En Europa, las empresas cada vez son más circulares. Las grandes multinacionales ya cuentan con distintos programas de economía circular.

Además, concretamente en el sector de la gestión de residuos, es obligatorio tender a modelos cada vez más circulares y sostenibles, dado que ya se están proponiendo objetivos más ambiciosos.

Viabilidad de la Economía Circular

Un requisito que no se puede obviar es la viabilidad económica. Afortunadamente existen muchas propuestas que pueden acelerar o impulsar que las iniciativas sean viables, desde el desarrollo tecnológico, el agotamiento de los recursos, los incentivos o penalizaciones, invertir en investigación e innovación e incluso la concientización de las empresas y de la sociedad.

Aspectos que considerar para la circularidad

Para que una empresa pueda funcionar a través de la Economía Circular, existen muchos aspectos importantes, como la investigación, la innovación y la formación de profesionales y empresarios, así como la colaboración y la toma de un verdadero compromiso medioambiental y la colaboración.

Comenzar con reducir el consumo de materias primas y los residuos generados es el primer paso para lograr un sistema de EC en las empresas, aunque existe una variedad de opciones. En todos los sectores, como el de energía, minería, textil, agricultura, distribución, construcción, etc., existen iniciativas de economía circular.

Algunos ejemplos de aplicación de este sistema:

En Andalucía, España, el sector del aceite ha aprovechado todos los productos y subproductos.

Andalucía tiene un tejido empresarial sólido y emprendedor, por ejemplo, la Estrategia Andaluza de Bioeconomía Circular, aprobada en 2018, incorpora a sectores claves dentro de la economía andaluza, como el agrario, pesquero, forestal y los biorresiduos.

En México, la adopción del modelo de economía circular aún está en desarrollo, aunque ya se pueden mencionar casos exitosos de empresas como PetStar, Danone, Heineken México, Natura y Bonafont, que poseen programas enfocados a generar cero residuos y a reducir la huella de carbono de sus operaciones.

Por otra parte, en México, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) organizó esta semana un foro virtual llamado “Economía Circular en México: Retos, oportunidades, experiencias y sectores prioritarios hacia un México Circular”, con el propósito de entablar un diálogo con los sectores involucrados para conocer el alcance de este prototipo y las bases que habrán de establecerse en México para transitar hacia modelos afines.

El rol de la reutilización en la EC

La reutilización es importante, aunque se considera que también importante diseñar productos pensados en la reutilización.  

Para ello, el ecodiseño es una herramienta muy poderosa, dado que desde la ideación se considera el fin de cada producto que podrá reciclarse o reutilizarse según sea el caso.

A través de las técnicas de ecodiseño se introducen los criterios ambientales en el diseño, intentando minimizar el impacto ambiental que pueden derivar de su producción y su consumo. El diseño considera aspectos como la estética, costos, funcionalidad, seguridad, calidad y ergonomía.

En este sentido, es importante la formación y educación en esta área para lograr instrumentar efectivamente la Economía Circular.

En México existen aún escasas instituciones que imparten cursos de ecodiseño, una de ellas es la Universidad Autónoma Metropolitana, que, a través de su programa de estudios en la división de Ciencias y Artes para el diseño, imparte conocimientos sobre diseño de productos utilizando los métodos del ecodiseño como un medio para fortalecer valores éticos y de responsabilidad ambiental.