El G7 apuesta por el fin del diésel y la gasolina

437
views
El G7 apuesta por el fin del diésel y la gasolina

El Grupo de los 7 (G7), formado por las potencias económicas más relevantes que representa el 65% de la riqueza mundial, ha decidido la eliminación gradual de los vehículos de gasolina y diésel para reducir las emisiones globales de carbono en beneficio del planeta.

Los líderes establecerán las medidas que se tomarán para reducir las emisiones de carbono, sin embargo, S&P Global señaló que el nuevo compromiso de vehículos del G7 no estaba bien definido en comparación con sus compromisos sobre la energía del carbón y la descarbonización industrial. Por lo tanto, el compromiso parece dejar cierto margen de maniobra para el gas natural comprimido.

Tanto el diésel como la gasolina tienen un fuerte impacto en el medio ambiente debido a las emisiones de gases que se producen con su quema. Las diferencias más relevantes entre los motores de diésel y gasolina se basan en la forma en la que se mezclan el carburante con el aire y cómo entran en combustión. Funcionan de manera diferente, pero ninguno es mejor que el otro.

Los autos que funcionan a gasolina emiten gases de efecto invernadero a la atmósfera, como el CO2. Por cada litro de gasolina que se consume, se emiten 2,32 Kg de CO2 para recorrer unos 13 Km. Por otra parte, el diésel afecta negativamente al medio ambiente y a unos niveles muy similares a la gasolina. Además de CO2, el diésel también emite otros gases y partículas perjudiciales para el medio ambiente, como el SO2, NOx y hollín. Por cada litro, el gasoil emite 2,6 Kg de CO2 para unos 16 Km.

Es por ello que la industria se ha encaminado hacia una opción más amigable con el medio ambiente, que es el uso de los vehículos eléctricos.

Según McKinsey & Company, los vehículos eléctricos de hoy tienen un alcance de 150 a 300 millas por carga, son más que suficientes para el 95% de los viajes de vehículos que son menos de 30 millas.

Tesla y GM, por otra parte, han tenido un crecimiento constante, por ejemplo, GM aprendió de las lecciones del EV-1. El EV-1, comprometiéndose con la investigación de baterías de vehículos eléctricos y la construcción de estaciones de carga. Además, se convirtió en una poderosa influencia en la transición a las energías renovables, desplegando su poder adquisitivo para fomentar proyectos de energía limpia que impactan en toda la red.

Además del desempeño de Tesla, GM presentó el SUV Bolt 100% eléctrico y económico, y Ford logró dos éxitos con su nuevo SUV totalmente eléctrico de la marca Mustang y una versión 100% eléctrica de la popular F-150.

Un panorama favorable y en progreso se vislumbra en el área de los autos eléctricos, y la decisión del G7 de buscar el fin del diesel y la gasolina representa un gran avance en el tema y problemática medioambiental.