Propuesta de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica

174
views
Propuesta de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica

La iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica presentada por el Presidente de la República a la Cámara de Diputados con carácter de preferente busca impedir arbitrariamente la competencia en el sector eléctrico nacional. Pasa por encima de derechos básicos como la libre concurrencia y la certeza jurídica, generando costos extraordinariamente altos para el país, los consumidores y el medio ambiente.

La iniciativa codificaría en ley ventajas artificiales e indebidas para la Comisión Federal de Electricidad (CFE), permitiéndole desplazar a sus competidores aun cuando su energía producida sea más cara y contaminante. Además, les da a las autoridades facultades para revocar permisos de forma arbitraria y forzar la renegociación arbitraria o terminación anticipada de contratos energéticos. Como tal, condena al país a consumir energía cara y contaminante y, de convertirse en ley, generaría un daño económico irremediable a la economía y competitividad de nuestro país en un momento crítico.

Con esta iniciativa, se quebranta además la promesa del presidente López Obrador de no reformar el marco jurídico del sector energético durante los primeros tres años de su administración. Va también en contra de lo resuelto por el propio Poder Judicial Federal, ya que retoma las prioridades del pliego petitorio que la CFE presentó a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) desde 2019, y que han sido suspendidas definitivamente por el poder judicial mexicano, al considerar que podrían violar derechos constitucionales de forma irreversible.

De aprobarse la iniciativa, dada la ilegalidad de ésta, condenará a México a vivir en litigios nacionales e internacionales, frenando la tan necesaria inversión que el país requiere.

En representación del sector industrial mexicano, CONCAMIN hace un llamado al poder legislativo para rechazar esta iniciativa. El obligar a consumir electricidad de mayor costo no es bueno para el consumidor mexicano ni para México.