Desechos plásticos convertidos en seda biodegradable

670
views
Desechos plásticos convertidos en seda biodegradable

En el Instituto Politécnico Rensselaer en Troy, Nueva York, se ha investigado un microorganismo que digiere desechos plásticos comunes a base de petróleo, brindando una alternativa de plástico biodegradable.

Con el apoyo de una nueva subvención de Fundación Nacional de Ciencias de 500 mil dólares para el proyecto,  un equipo de ingenieros del Instituto explorará esta posibilidad potencialmente transformadora titulada “Reciclado microbiano de desechos de polímeros petroquímicos en polímeros basados en proteínas de alto valor para una economía circular”.

Helen Zha, profesora asistente de ingeniería química y biológica en Rensselaer, es quien dirige este proyecto de investigación. Ella y sus colaboradores investigarán la capacidad de una bacteria modificada genéticamente de descomponer los desechos plásticos a base de petróleo, que luego podrían usarse como energía para producir seda artificial.

Según Mattheos Koffas, profesor de ingeniería química y biológica, la conversión de desechos plásticos en productos de mayor valor como los biopolímeros, es un área poco explorada. El esfuerzo colaborativo podrá brindar nuevos métodos y materiales más sostenibles y ecológicos.

Según Zha, diseñar y crear una nueva bacteria que pueda fabricar seda artificial podría ser una solución valiosa, dado que es difícil producir seda natural en grandes cantidades.

La investigación se centra actualmente en el polietileno, pero se espera lograr más resultados con otros tipos de plásticos.

El mercado actual al que estaría dirigido es el textil, sin perjuicio de que en un futuro también abarquen los rubros de empaques y envolturas o materiales para aplicaciones biomédicas.

Este será un desafío único que requiere reunir a ingenieros de todos los departamentos para lograr un enfoque multidisciplinario.

El equipo de RPI también se está asociando con Guohong Mao, director asociado de Conagen. Las capacidades de biotecnología de la empresa de biosíntesis y biofabricación, sumadas a sus amplias plataformas de enzimas y microorganismos, otorgarán una gran ventaja en biotecnología comercial.